OLIVA Y LAUREL

Jabones de Alepo y Cosmética natural

JABÓN DE ALEPO TRADICIONAL

Pastillas de jabón puro de Alepo 100%

JABÓN DE ALEPO LíQUIDO

Auténtico jabón de alepo, fabricado solo con aceite de oliva virgen y el aceite de bayas de laurel

LA OFERTA MÁS COMPLETA DE JABONES Y PRODUCTOS PARA EL CUIDADO PERSONAL

¿POR QUÉ COMPRAR JABONES EN OLIVA Y LAUREL?

OLIVA Y LAUREL, es una empresa dedicada a la  distribución de cosmética natural y en especial  jabón de ALEPO, con precios especiales para mayoristas y profesionales. Nuestra marca principal es NAJEL.

La familia Najjar propietaria de la marca NAJEL fabrica los auténticos jabones de Alepo desde 1895 gracias a sus conocimientos artesanales ancestrales , transmitidos de generación en generación , en su fábrica de jabón situada en la ciudad de Alepo en el norte de Siria.

FILOSOFIA

Cosmética Única. Distribuimos el autentico jabón de Alepo , fabricado exclusivamente con aceite de oliva virgen y aceite de bayas de laurel .

Investigación y Desarrollo. Buscamos constantemente nuevas fórmulas certificadas biológicas para proponer cuidados corporales innovadores 100% naturales.

Transparencia y Trazabilidad. Control, vigilancia y verificación de la calidad de nuestros ingredientes cosméticos desde su cosecha hasta su transformación en producto acabadoMEJOR PRECIO GARANTIZADO

MARCA JALAL

Nuestra centenaria historia de producción de jabón de Alepo comienza en el corazón de la ciudad siria.

Alrededor del siglo XVII se inició la producción del jabón de Alepo de la familia Jalal.

Siempre fiel a la producción original, una receta milenaria, transmitida desde la antigua Babilonia hasta nuestros días.

Cuidadosos en la selección de los mejores ingredientes.

Debido a la guerra en Siria que afecta a la ciudad de Alepo en primer lugar, nos hemos visto obligados a cambiar nuestra producción en la vecina Turquía, una producción centenaria que todavía concibe el jabón de Alepo según la receta milenaria de un jabón tradicional y de excelente calidad, puro en sus ingredientes, cuidadosamente seleccionado entre los mejores aceites de laurel y oliva.

Los ingredientes utilizados son: aceite de oliva virgen extra, aceite noble de laurel, agua y soda, imprescindibles para la saponificación.

Desde hace varios cientos de años, desde finales de noviembre hasta finales de febrero, la fabricación del primer jabón duro del mundo se repite según un proceso tradicional. La saponificación se inicia calentando el agua y la soda (hidróxido de sodio NaOH) en un caldero enorme hasta que alcanza una cierta temperatura. Luego se agrega el aceite de oliva que se deja calentar durante 12 horas y luego se deja reposar. Una de nuestras principales cartas de triunfo es que calentamos el vapor de aceite y, al hacerlo, regulamos la temperatura. De hecho, con una temperatura demasiado alta todas las virtudes de los aceites se podrían borrar. Al día siguiente se calienta el contenido de la olla, removiendo bien y agregando el aceite de laurel (previamente filtrado). La preparación así obtenida se enjuaga varias veces con agua fresca, para eliminar todo rastro de sosa cáustica (sodio). Luego, el agua se saca de la olla y se recicla. Estas etapas son parte de la saponificación: este es el efecto del proceso químico natural que se genera entre los aceites y el hidróxido de sodio y que transforma el aceite en molécula de jabón.

La pasta de jabón así obtenida se esparce en una tina y se alisa sobre la superficie. Una vez solidificado, se corta manualmente en bloques de jabón. A continuación, cada jabón lleva la marca JALAL. Posteriormente, los jabones se disponen de forma progresiva en palets y se reparten según el porcentaje de aceite de laurel, y se almacenan en bodegas ventiladas al sol. En este punto comienza la fase de secado, que tiene una duración de 9 meses. Durante este período, los jabones se oxidan en la superficie y adquieren un color que va del amarillo al marrón, conservando el color verde oliva natural en el interior.

Dependiendo de la presión del chorro de jabón y su dibujo, se pueden crear de microburbujas internas a jabón de Alepo, y obviamente van a crear una densidad diferente en diferentes áreas de dibujo. Algunas zonas densas otras menos densas. Esto dará lugar a que los jabones floten y otros que se vayan al fondo.

La maravilla es que está hecho a mano y por lo tanto no es perfecto, incluso algunos jabones serán más pequeños, otros cortados mal, otros claros, otros oscuros, otros flotarán y algunos no.

La Calidad es nuestra prioridad.

la gente se va, la historia permanece.

¿Necesitas mas información? Consúltanos